Imprimir comida, diseños de alta cocina pulsando un sólo botón

Imprimir comida, diseños de alta cocina pulsando un sólo botón

Puede que lo de imprimir comida te suene a ciencia ficción, pero es una práctica con mucha historia que cada vez está más extendida. Y aunque al pensar en impresión 3D lo primero que se te pase por la cabeza seguramente sea un pequeño utensilio de plástico, eso ha cambiado.

Son cada vez más los materiales utilizados para ello, entre los cuales podemos encontrar algunos tan comestibles como el chocolate, gelatinas, quesos o incluso masa para hacer galletas. Lo que abre una nueva puerta para la industria tanto gastronómica como de la impresión 3D.

¿Qué aporta imprimir comida en 3D?

Hay recetas de cocina realmente complejas, que para los que nos gusta cocinar pero tenemos un nivel amateur muchas veces se nos hacen muy complicadas.

cubos de patata impresos en 3D

Pero ¿y si se pudiesen realizar elaboraciones culinarias que por lo general llevan horas y cierta destreza en un momento? Con una impresora 3D se pueden conseguir dichas elaboraciones y seguramente con una precisión y rapidez superior.

Es algo nuevo que está dando sus primeros pasos pero imprimir comida es algo real que ya se ha probado y con lo que se está experimentando, dando lugar a cosas tan sorprendentes como las que os mostramos en las imágenes de este post.

Impresora 3D imprimiendo comida

Preguntándonos incluso si todo eso que vemos sobre los platos con esas formas tan poco habituales en nuestros menús diarios son cosas que realmente se puedan comer.

¿Cómo es la comida que se imprime en 3D?

Al pensar en algo que se imprime, es probable que nos vengan a la mente productos químicos y procesos por los que seguramente no querríamos que pasase nuestra comida, pero nada más lejos de la realidad, al imprimir comida podemos encontrar algo más que pastas procesadas en este tipo de alimentos.

 
Salsa de tomate sobre masa de pizza, hecho con impresora 3D 
pizza con masa tomate y queso  
pizza hecha 

La empresa Natural Machines, con sede en Barcelona lleva un tiempo desarrollando una impresora 3D bautizada como Foodini, la cual hace mucho hincapié en el uso de ingredientes frescos suministrados a la máquina unos instantes antes de su impresión.

Porque en casa también se pueden hacer las recetas más vanguardistas con el chef #Foodini gracias a @NaturalMachines Clic para tuitear

La empresa catalana ha desarrollado un sistema de cápsulas de acero inoxidable en el que introduces los ingredientes, en vez del habitual sistema de jeringas de las impresoras 3D, añadiendo a esto un sistema de boquillas de diferentes tamaños según la densidad del alimento a imprimir.

Quiero comer comida impresa en 3D

Están empezando a surgir los primeros restaurantes que sirven comida imprimida en 3D alrededor de todo el mundo. Uno de los restaurantes pioneros es Food Ink, el cual tuvo su origen en Londres y ha ido expandiendo esta experiencia por otros países en los últimos meses.

Tartaleta impresa con formas circulares.

La empresa ha ido realizando diversos eventos únicos de tres días de duración, de momento por países europeos en los que presenta una oferta gastronómica impresa en 3D en determinados locales asociados con restaurantes de la zona.

Uno de dichos eventos se celebró en España el pasado mes de noviembre, en colaboración con el restaurante La Boscana, en la ciudad catalana de Lleida, siendo tal el éxito que se repitió la fórmula en el mes de diciembre, esta vez en Barcelona colaborando con el restaurante YOURS.

cubiertos impresos en 3D

Pero no sólo la comida tiene importancia en estos acontecimientos tecnológicos y culinarios, ya que tanto los cubiertos, platos, copas y hasta muebles del local están hechos mediante una impresora 3D consiguiendo así una sinergia completa con el evento.

Llegará el día en que descargaré mi #pizza favorita y la imprimiré en casa con mi #impresora3D Clic para tuitear

Imprimir comida ya no es cosa del futuro

Todo esto me hace pensar más en electrodomésticos de cocina que en impresoras y es que si desde hace unos años es bastante habitual encontrar un robot de cocina en muchos de los hogares, por qué no también una impresora con la que poder dar diseño y realizar elaboraciones complejas en las comidas de nuestro día a día pulsando un botón.

cucharas de comida impresas en 3D

Y a mi sin duda me gustaría que en unos años podamos elegir una pizza en un catálogo de internet, descargarla y que se empiece a preparar en la impresora de nuestra cocina, pero hasta entonces no nos queda otra que ponernos a cocinar.

Si has llegado hasta aquí por algo será, compártelo si te ha gustado.

Fotos vía: Food Ink y Natural Machines

 

Share

Pablo Urrutia

Comments

  1. Muy interesante… ¡Voto a favor para que en casa tengamos impresoras 3D! A los que no nos gusta cocinar nos salva la vida 😉

  2. Esto es ¡increíble! No he leído algo como esto desde hace mucho . Es agradable hallar a alguien con algunas ideas originales sobre este tema. Este blog es algo que se necesita en la red , alguien con un poco de dominio. Un trabajo útil para traer algo nuevo a la red. Gracias de todos lo que te leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COOKIES

En esta web hay cookies que mejoran la experiencia de usuario. Al continuar navegando acepta la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies