El estudiante que se creó su propia ortodoncia en 3D

El estudiante que se creó su propia ortodoncia en 3D

Me acuerdo cuando tenía que ir todos los meses al dentista para la revisión de los brackets, y así durante tres largos años… A lo que además, tenemos que añadir que había meses que dolía y no querías volver al dentista nunca más.

Pues bueno hace poco me enteré que un estudiante en Estados Unidos se había fabricado su propia ortodoncia en 3D, y entonces me acordé de los viajes al dentista que me podría haber ahorrado.

¿Quién fue el joven que se imprimió su propia ortodoncia en 3D?

En primer lugar vamos a conocer al chico que se creó su propia ortodoncia 3D, es Amos Dudley, un estudiante de diseño digital en el Instituto de tecnología en New Jersey.

Este joven ya había pasado por las manos de un dentista hacía unos años, y por no haber utilizado la ortodoncia sus dientes se estaban moviendo. Él mismo reconoció que esto le estaba influyendo en su día a día ya que no sonreía porque no le gustaban sus dientes. Por lo tanto, decidió crearse su propia ortodoncia con la impresora 3D que había en su Instituto.

Ahora puedes imprimirte una sonrisa en #3D, como la de Amos Dudley Clic para tuitear

El joven fue relatando la experiencia en su blog, donde todo el mundo sabía como iba el tratamiento.

¿Cómo puedo imprimirme mi propia ortodoncia en 3D?

Esta pregunta es muy interesante y en el futuro serán muchos los que en su propia casa se impriman su propia ortodoncia en 3D.

Paso de las salas de espera con música clásica, el dentista en mi casa Clic para tuitear

Amos Dudley cuando decidió imprimirse su ortodoncia empezó investigando cuáles eran los modelos que se estaban comercializando en ese momento. Detectó rápidamente al observar las imágenes de cerca cuáles serían las líneas para realizar la impresión.

Diseño en ordenador de la ortodoncia en 3D

El siguiente paso fue utilizar la impresora 3D de su instituto que era más potente que la que él se creó en su casa. Realizó un molde de sus dientes y después lo escaneó para ver cómo sería su ortodoncia.

¿Cuanto le costó la ortodoncia en 3D?

Al final fabricó unos 12 juegos y esto no superó los 60 dólares de coste, si lo comparamos con lo que podría haberle costado en un dentista serían unos 8.000 dólares.

Lo que fue más complicado era elegir el material con el cual fabricar la ortodoncia. Tenía que tener en cuenta varios factores:

  • El plástico no podía ser tóxico
  • La porosidad del plástico no debía generar el crecimiento de bacterias en la boca
  • La calidad del plástico

El joven afirmó que son más cómodos que los brackets y aunque al principio le apretaban un poco, después se fue acostumbrando. Cuando pasaron 16 semanas utilizando los moldes día y noche ya se podían ver los cambios, solo se los quitaba para comer. Aunque va a diseñar un nuevo molde para mantener esa sonrisa.

La boca de Amos Dudley antes de ponerse la ortodoncia en 3DLa boca de Amos Dudley después de ponerse la ortodoncia en 3D

¿Cualquiera puede hacerse una ortodoncia en 3D?

La respuesta es no. Este joven advirtió que nadie en casa intentara hacer esto, porque él aparte de tener la posibilidad de acceder a una impresora 3D ha estudiado diseño en 3D.

Después de que su caso se hiciera viral le llovieron las ofertas para que realizara más moldes. Pero él se negó y dijo

Esto no es igual que hacer una remodelación de una casa donde si tú tienes problemas con algo puedes llamar a un profesional.

También añadió algo aún más importante

El daño podría resultar ser la pérdida del soporte del diente, recesión de las encías o en el peor de los casos la perdida del diente.

¡No intentéis esto en casa niños!

Para despedirnos…

Después de haber analizado el experimento de este joven me doy cuenta de que la tecnología cada vez está más integrada y que problemas que antes solo lo podían realizar profesionales de un sector muy específico, ahora cualquiera que tenga unos conocimientos en 3D puede realizar cualquier cosa.

Es fascinante como este estudiante ha rebajado el coste y como él solo ha podido arreglarse sus dientes, sin necesidad de acudir a un dentista.

Por lo tanto siempre que haya un problema debemos intentar solucionarlo y no pensar que yo no puedo hacer esto, porque si otros pueden, ¿tú por qué no?

¿Se podrá en el futuro imprimir en 3D cualquier cosa que la mente humana imagine?

Y ya que habéis llegado hasta aquí, que menos que compartir 😉

Fuentes: Blog Amos Dudley

Share

Alejandro Carmona

Ya que en la historia no veía salida dirigí mis pasos hacia el marketing digital, todo una contradicción. Profesional y personalmente soy analista y curioso en mi vida diaria. Autodidacta por naturaleza. No pierdo detalle y tú tampoco deberías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COOKIES

En esta web hay cookies que mejoran la experiencia de usuario. Al continuar navegando acepta la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies